Your browser (Internet Explorer 6) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.
X
Post

La Forja de Otro Madrid: Diez ideas para impulsar un Frente Amplio

Esta tarde se ha celebrado un encuentro de delegados, delegadas y militantes de Izquierda Unida de la Comunidad de Madrid que queremos hacer de la Asamblea Regional de este fin de semana algo más que un mero trámite o un ajuste de cuentas, que queremos que esta Asamblea Regional supere la confrontación interna por la vía de la política. Y la política está hoy en la actitud porosa, en la contundencia de una propuesta que tenga su centralidad en el diálogo con todo lo que se mueve en esta comunidad autónoma como contestación a la salida regresiva a la crisis y a la hegemonía de un Partido Popular cuyo modelo de poder se ha revelado insostenible con el agujero financiero y el agotamiento de la credibilidad del ciclo político conocido durante décadas. Hay ya otro Madrid emergiendo, desperezándose, que debe poner todo su empeño en confluir en un Polo Alternativo que concentre fuerzas, en un Frente Amplio que gane esta región para sus gentes.

De eso se ha hablado hoy, y por ello apuesta radicalmente el Manifiesto de Diez Ideas desde IU para Cambiar Madrid que han presentado en la reunión de esta tarde Tania Sánchez y Pepa Merín, y que aquí os dejo:

10 IDEAS DE IU PARA MADRID

1.- Vivimos un momento de excepcionalidad.

La gravedad de la crisis social, económica y política desatada en 2008 y profundizada en el último tiempo nos hace conscientes de vivir un momento de absoluta excepcionalidad, ante el que no podemos dar respuestas ordinarias. El ajuste duro sobre los salarios y los recortes en derechos y servicios públicos están poniendo en duda las bases mismas de nuestra democracia, ya no se dan las condiciones materiales para las políticas de pacto social como garantía de la cohesión de nuestras sociedades

2.- La crisis no es sólo económica y, en la política, asumimos nuestros errores.

La contestación política y social a la brutalidad de esta crisis no es patrimonio de las organizaciones tradicionales de izquierdas: vivimos un momento de repolitización social en nuevas expresiones, que está denunciando no sólo las medidas actuales de austeridad, sino también el modelo político instaurado desde la transición. Muchas de sus propuestas son coincidentes con lo que siempre ha defendido IU, y, sin embargo, las estructuras de IU están al margen de esta explosión política. Aprovechemos las coincidencias para cambiar el rumbo y atajar la distancia entre nuestra organización y el potencial de este momento político.

3.- Madrid en el centro de la propuesta y la acción.

La “bonanza económica” en Madrid ha estado asentada sobre la expansión urbanística sin freno ni criterio de sostenibilidad alguno, y la venta de los servicios públicos. Todo ello a costa del endeudamiento, de las arcas públicas y de las economías familiares, para lo que ha sido imprescindible la bancarización y control político de Caja Madrid. La ‘cara B’ del modelo está emergiendo ahora con toda su crudeza: desempleo, precariedad, impactos ambientales irrecuperables, hundimiento del tejido productivo, o el drama cotidiano de los desahucios…

Esta es la realidad hoy, pero no hace tanto Madrid se veía así misma como la locomotora económica capaz de distribuir la riqueza para una vida más libre y mejor. Esa visión, compartida por amplias capas sociales ha permitido el respaldo mayoritario a los gobiernos del PP. Debemos reconocer que en 2003 el PP no sólo ganó las elecciones comprando diputados corruptos, sino que inició la mejor de sus victorias, la batalla crucial, la de la hegemonía.

Desde Madrid, con sus instrumentos de poder económico y mediático, se ha construido la ficción de una identidad nacional donde Madrid es la punta de lanza de un estado centralista, que en su lucha contra las periferias nacionales, olvida atender a sus ciudadanía. Si ésta ha sido la apuesta del PP para Madrid, queremos inaugurar un nuevo tiempo para esta región, en el que la prioridad es el bienestar de sus gentes, de la diversidad de sus municipios y barrios, y la reconstrucción de esa identidad castiza de acción popular y espacios comunes en las que  integración de nuestra diversidad es el eje de una identidad propia que no confronta con ninguna periferia, sino que será piedra angular para la reconstrucción de un proyecto de país plural, federalista y solidario.

4.- El territorio, centro de la acción política.

La cada vez más amplia demanda de más y mejor democracia, y la vinculación territorial que está adquiriendo la defensa de los servicios públicos fundamentales, nos obliga a reforzar la acción política en el territorio. Barrios, pueblos y ciudades de esta comunidad van a ser el terreno de lucha y organización política en los próximos tiempos.

En este objetivo es donde enmarcamos la acción de nuestros concejales y concejalas y la apuesta por el municipalismo, y por frenar el desmantelamiento de la democracia local que ha iniciado el PP. Defender la acción municipal y la autonomía de los gobiernos locales, es defender la democracia que más directamente puede ejercer la ciudadanía y la construcción de poder popular.

En este marco, dos ejes están pendientes de mejorar nuestra acción política: la articulación de la acción política en la ciudad de Madrid con una coordinación efectiva entre asambleas de distrito y el grupo municipal, y el apoyo a los pequeños municipios donde nuestra organización empieza a ser un referente imprescindible.

5.-Aspiramos a más.

En el escenario social y político descrito, Izquierda Unida ha tenido en las últimas citas electorales resultados que nos han permitido salir de un largo periodo de incertidumbre, y consolidarnos como una herramienta imprescindible pero aún insuficiente para la construcción de una alternativa de mayorías sociales capaz de derrotar electoralmente lo que ya agoniza políticamente. Para afrontar este reto con éxito, no es el camino las operaciones extramuros o intramuros que atomicen la capacidad de acción de la izquierda, sino la convergencia con la sociedad hoy movilizada en espacios de acción conjunta, que traduzcan el descontento y la indignación en poder político.

6.- Hay alternativas.

La definición que más se ha oído en este tiempo de la crisis, es que no es una crisis sino una estafa. Explicar a qué nos referimos con esto, es la base para demostrar que hay otras salidas posibles enfocadas al bienestar general. El capitalismo no resuelve sus crisis, sólo las desplaza. La crisis del sistema financiero ha desplazado el problema económico de la banca a las arcas públicas, nos hemos hecho cargo entre todos y todas de las pérdidas cosechadas en la economía de casino para seguir garantizando la máxima de la banca siempre gana.

Apostamos por plantarnos ante la deuda. Las apuestas ciudadanas por auditar la deuda pública, negarse a pagar la ilegítima y hacer una moratoria de la restante recuperando la prioridad por el bienestar colectivo y la inversión que nos permita salir de la crisis, son el camino para recuperar soberanía, reconquistar derechos y relanzar la economía, como hicieron países latinoamericanos en la década pasada.

7.- Ética y coherencia, principios irrenunciables.

Si alguien dice que IU es como el resto de fuerzas políticas miente, pero si nosotros y nosotras pensamos que no hay nada que mejorar nos estamos engañando. Transparencia, ética pública y coherencia de acción y posición política son elementos irrenunciables en los tiempos que vienen y, por tanto, son necesarios mecanismos rápidos y efectivos ante cualquier sospecha de cualquier persona de IU.

Más y mejor democracia, unas finanzas limpias y transparentes en todos los aspectos, una organización porosa donde todo el que quiera participar encuentre la forma y el lugar de hacerlo, unos sistemas de votación y elección de dirigentes y cargos públicos más abiertos y democráticos, son ejes irrenunciables de un nuevo tiempo para IUCM.

8- Más mujeres, más feminismo.

A pesar de la labor de las mujeres de IU, a las que sólo debemos reconocimiento y respeto, hoy seguimos siendo minoría en la militancia, y manteniéndonos muy lejos de las esferas de poder político. Feminizar IU no sólo es cumplir con las cuotas que jamás se han cumplido al 100%, este tiempo será el de las mujeres en IU: paridad real en todos los ámbitos es el compromiso, pero lo más importante es una apuesta de futuro para generar las condiciones que permitan que esa paridad sea real en la militancia. Para construir la sociedad de mañana no podemos funcionar como ayer.

9.- No estamos solos, ni aspiramos a ser los únicos.

En IUCM no puede olvidarse la alianza histórica con el sindicalismo de clase, en él sigue actuando buena parte de nuestra base social, y junta a esta alianza hemos de impulsar redes políticas y sociales más amplias e inclusivas. Si somos capaces de construirnos como puente entre las diferentes formas de organización social y política, seremos verdaderamente útiles a la ciudadanía. Ni renegando de nuestra tradición, ni defendiendo corporativamente que nada cambie, seremos garantía de que la explosión política no acaba absorbida por apuestas populistas que no tienen en la transformación social su horizonte.

10.- No queremos resistir, aspiramos a vencer.

Ante el agotamiento del ciclo político se impone la imposición y el blindaje institucional, la represión social y la criminalización de la protesta, una forma de hacer política de imposición y blindaje institucional. En este escenario, no está garantizada una salida cierta, pero está abierta una brecha de oportunidad para reconfigurar las fuerzas electorales. Será éste el primer paso para un cambio en el poder y un cambio social. Son tiempos de astucia política, en los que debemos aspirar a ser mucho más que la tercera fuerza política de Madrid. Es el momento de aspirar a ser un referente imprescindible en la traducción de la indignación social en poder político.

¿Te ha gustado? Pues difúndelo

Leave a comment  

name*

email*

website

Submit comment