Your browser (Internet Explorer 6) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.
X
Post

En Rivas, puro teatro (del bueno)

Federico García Lorca, en su inacabada ‘Comedia Sin Título’, lanza un alegato en carne viva sobre la necesidad de un teatro que reniegue del escapismo ocioso y arañe conciencias. Uno de los personajes de esta obra lorquiana, el dramaturgo insumiso de esa inercia convencional, el autor que quiere subvertir la comedia trilera al uso, se dirige al público y exclama:“¿Por qué vamos al teatro a ver lo que pasa y no lo que nos pasa?”.

En esta obra póstuma de la que sólo se tiene constancia del manuscrito del primer acto, la revolución ronda en los alrededores del teatro y, de puertas para adentro, se dirime la confrontación entre quien quiere abrir el telón a la denuncia de las miserias que abocan el mundo a la podredumbre y quien se agarra a la vieja consigna de “El espectáculo debe continuar” mientras ese mismo mundo, y ese mismo espectáculo, se tambalea y derrumba.

Hoy vivimos tiempos complicados que hacen cada vez más injustificable esa vieja consigna. El espectáculo no puede continuar como si nada estuviera pasando. Es importante que nadie nos robe la alegría, pero la alegría, o es una forma de rebeldía, o es una manifestación de nuestra capacidad de imaginar que las cosas pueden ser de otra manera, o es el encuentro pagano que nos reafirma en el calor de tantas cosas por las que comprometernos, o es una irreverencia ante tanta impostura disfrazada de incontestable, o no es.

Estas reflexiones cobran especial sentido en Rivas, en esta ciudad cuyo tejido social, cuya ciudadanía, da tantas muestras cotidianas de esa sensibilidad hacia la creación cultural. El reciente Festival de la Cultura en la Calle, en el mes de septiembre, ha hecho de la experiencia artística una herramienta para reapropiarnos del espacio público, con experiencias tan especiales como el montaje de teatro comunitario de ‘El viaje del elefante’ en el que han participado 50 vecinos y vecinas dentro del elenco artístico. La temporada de otoño del Auditorio Pilar Bardem tiene, también, interesantes oportunidades de vernos en el espejo desde la cuarta pared, al igual que el programa de circo social, alternativo y solidario del Festiclown.

Este mes de octubre, además y en concreto desde ayer, el centro cultural Federico García Lorca acoge la I Muestra Local de Artes Escénicas, en la que ocho grupos ripenses de teatro y uno de danza comparten su vivencia cotidiana del teatro como un vínculo natural de relacionarse y encontrarse. Y con mucho arte, claro. Y noviembre será, un año más, el mes consagrado al teatro amateur de todo el Estado, con la XVIII edición del Festival de Teatro Aficionado, nuestro FESTEAF, una cita de referencia en su ámbito.

Decía Shakespeare que “cuando el parlamento es un teatro, el teatro tiene la obligación de ser el parlamento”. Algo, y mucho, de eso hay en nuestra inquietud por amplificar y potenciar las artes escénicas desde la creación de base. Porque el foro que suponen la pluralidad de sus voces y miradas ensancha nuestras perspectivas y dispara directamente al aquí y al ahora. Porque, a la manera de Lorca, pone el dedo en la llaga de lo que nos pasa.

¿Te ha gustado? Pues difúndelo

Leave a comment  

name*

email*

website

Submit comment