Your browser (Internet Explorer 6) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.
X
Post

¿Qué le pasa al PP con el acceso de Rivas a la M-50?

El fin de semana pasado, representantes del equipo de gobierno de Rivas (de los grupos Somos Rivas –que engloba a IU y Equo- y Rivas Puede) y del grupo municipal socialista, en la oposición, nos encerramos durante 24 horas en el Ayuntamiento como protesta a la negativa del ministro de Fomento a sentarse a hablar de una solución acordada que haga posible el necesario acceso de la ciudad a la M-50. La enorme repercusión mediática que ha tenido el encierro, así como las numerosas muestras de apoyo recabadas entre vecinos y vecinas, unido a las más de 14.200 firmas recogidas por la Plataforma Ciudadana de Rivas, han desatado en el Partido Popular ripense una reacción tan lenta de reflejos –el encierro se produjo el viernes, y hasta el martes no se ha conocido su valoración, en una muestra más de su diligencia y capacidad de trabajo por nuestra ciudad- como confusa. Porque a estas alturas es difícil saber exactamente qué le pasa al PP con la conexión de Rivas Vaciamadrid a la M-50. En todo caso, no está de más repasar algunas de las perlas del argumentario que manejan tanto en su comunicado como en la nota difundida por el ministerio de Fomento y los comentarios de afines al PP en foros y redes sociales variopintas…

  • “Los victimismos y los encierros no valen para nada”.

El alcalde, Pedro Del Cura, lleva solicitando reuniones a Fomento desde su investidura en 2014. Durante más de tres años nadie en el ministerio se dignó a contestarle a sus peticiones de encuentro, aunque sí le hicieron un hueco allá por la campaña electoral de 2015 al candidato del PP. Por eso, valiéndose del amplio apoyo que ha tenido siempre la reivindicación de esta infraestructura -con mociones apoyadas unánimemente por el Pleno, es decir, también con el apoyo del PP local-, el pasado 30 de marzo de este año todos los grupos municipales -de nuevo, también el PP- acordamos solicitar conjuntamente a todos los grupos parlamentarios del Congreso que las obras del acceso Rivas-M50 se incorporasen a los Presupuestos Generales del Estado de este 2017 e iniciar una ronda de contactos con  los portavoces de todas las fuerzas políticas en la Comisión de Fomento. El PP nos recibió con buenas palabras, pero los presupuestos se aprobaron sin la partida. En agosto, la presidenta de la Comunidad de Madrid se compromete con Pedro Del Cura a mediar con Íñigo de la Serna para conseguir una reunión. En septiembre, Unidos Podemos lleva a través de la diputada por Madrid al Congreso Tania Sánchez una Proposición No de Ley instando a Fomento a mover ficha y asumir su responsabilidad con esta obra. El mismo día a la misma hora de la Comisión parlamentaria que debatiría la PNL-la tarde del 27 de septiembre-, el Ministro de Fomento, entonces sí, tuvo a bien convocar a una reunión con el alcalde… que de malas maneras terminó cancelando, sin una explicación clara del plantón. Desde entonces, a pesar de reiterar nuestra solicitud de reunión en repetidas ocasiones -¡la secretaria del alcalde y la del gabinete del Ministro van a hacerse íntimas amigas de tanto hablar!- Íñigo de la Serna ha dado la callada por respuesta, a pesar de que la PNL fue aprobada es decir, que el Congreso se pronunció a favor de que Fomento atienda la petición de Rivas. La vía de la negociación y la normalidad institucional ha sido bloqueada por el Partido Popular.

  • “El alcalde pide reuniones a Fomento pero luego no va”.

Sólo después de anunciarse que representantes municipales nos encerraríamos el 1 de diciembre, el ministerio volvió a dar señales de vida para convocar una “reunión técnica”, según adelantaron, para “aclararnos de quién es la competencia”. Una reunión de la que ni siquiera el portavoz municipal del PP, José Antonio Riber, tenía conocimiento con antelación, a pesar de que él insiste en la mediación permanente que hace ante Fomento. No era una reunión política para hablar de soluciones, como confirmó que por parte de Fomento encabezase la delegación un subdirector general que se encargó de dejar claro al director general y a la teniente de alcalde de Urbanismo de Rivas que si la obra estaba bloqueada era porque la tenía que solicitar… ¡¡la Comunidad de Madrid!!… y que ellos no iban a poner un euro. Por cierto, que Pedro del Cura no pudo asistir a dicha reunión por motivos de agenda: tenía ya cerrada previamente una reunión con la viceconsejera de Educación –como puede verse en su agenda, el 29 de noviembre-. El alcalde sigue abierto a mantener cualquier reunión para tratar de desbloquear la conexión, pero no va a participar en esta pelea competencial entre administraciones gobernadas por el PP… ¿Por qué se esconde Íñigo de la Serna?

agenda PEDRO

  • “Es la Comunidad de Madrid la que debe solicitar a Fomento la obra”.

Eso decían en la reunión del 29 de noviembre los representantes de Fomento. Esto por un lado, pone en una tesitura cuando menos rara a la presidenta Cifuentes, que en agosto nos aclaró al alcalde y a mí mismo en la reunión mantenida en la Casa de Correos que su papel en este asunto sólo podía ser el de apoyar y mediar ante Fomento puesto que no tocaba en nada a responsabilidad autonómica alguna. De hecho, ya se habían encargado antes de escribirnos en los mismos términos desde la Consejería de Transportes en el mes de mayo:

photo5857285517509504359

Pero, además, que Fomento y el PP de Rivas se salgan por esta tangente demuestra la falta de interés y de respeto del ministerio de Fomento con todos los vecinos y vecinas de Rivas. Porque la realidad es que la Comunidad de Madrid, a través de su Dirección General de Carreteras, ya solicitó a Fomento el acceso… nada menos que en el año 2004:

photo5857042637108915273

La pregunta es clara: ¿De qué PP es el PP de Rivas, del de Íñigo de la Serna que le pasa a pelota a Cifuentes, o del de Cifuentes cuyo gobierno dice que no tiene nada que hacer con este tema?

  • “No le corresponde pagarlo a Fomento sino al Ayuntamiento de Rivas porque es una obra motivada por un nuevo desarrollo urbanístico”.

Ésta sí que es buena. En 1999, ¡hace 18 años!, cuando aún no había ningún desarrollo urbanístico pensado para el Noroeste de la ciudad -la zona que hoy conocemos como el Barrio de La Luna- el Ayuntamiento ya puso encima de la mesa, y trasladó a Fomento, que Rivas debía contar con el mencionado acceso y Fomento, lógicamente, hacerse cargo de su financiación y ejecución. El Plan General de Ordenación Urbana de 2003 prevía también la conexión como una necesidad de ciudad, no como un elemento ligado a la “promoción de desarrollos urbanísticos, polígonos industriales y similares”, como dice la orden ministerial de 2009 que hoy alegan desde los despachos de Nuevos Ministerios. Rivas no se ha inventado hoy esta reivindicación fruto de un crecimiento demográfico improvisado o mal planificado,  ni es un capricho repentino: casi dos décadas de solicitudes e intentos de negociación nos avalan. Y Fomento lo sabe, está acreditado, como también sabe que a Pozuelo o Boadilla -municipios ricos del noroeste madrileño, históricamente gobernados por el Partido Popular- nadie les pidió nunca un euro para costear sus accesos a la misma autopista de circunvalación.

Por otro lado, el Partido Popular de Rivas sigue sin aclararse a este respecto. Ahora van a rebufo del comunicado del Ministerio, subiéndose al carro de que seamos los vecinos y vecinas de Rivas quienes asumamos el coste de esta infraestructura mientras su colega Íñigo de la Serna rescata las radiales con más de 3.700 millones de euros de dinero público. Pero hace unos meses intentaron que sus correlegionarios del Congreso apoyasen una enmienda a los Presupuestos generales del Estado para financiar las obras. Entonces, el Portavoz del PP de Rivas, José Antonio Riber, decía este mes de julio: “Una vez perdida la oportunidad de que el coste de este acceso se reflejara en los presupuestos generales del Estado, desde el Partido Popular de Rivas seguiremos buscando soluciones”. ¿En qué quedamos?

  • “Proponemos la redacción de un nuevo proyecto que cumpla la normativa vigente”.

El proyecto que ya conoce el Ministerio no tiene nada que incumpla la normativa vigente, como dejaron claro los técnicos de Fomento que recibieron a la representación del ayuntamiento de Rivas el pasado día 29. Se tanteó la posibilidad de revisar el proyecto por si hubiese margen para que el coste de la obra fuese más barato de lo inicialmente previsto, pero en cuanto a requisitos técnicos y cumplimiento de normativa, todo estaba en orden. O el PP de Rivas tampoco se ha enterado de esto, o Fomento ha vuelto a cambiar de criterio en menos de una semana.

  • “El Alcalde de Rivas debe liderar las negociaciones con el Ministerio, con un proyecto solvente y una financiación definida”.

El Partido Popular de Rivas dice una cosa y la contraria, y hacer, no hace nada por la conexión de Rivas con la M-50. La Comunidad de Madrid, gobernada por el mismo partido, asegurando que todo es competencia de Fomento. El Ministro, desaparecido, manda a un subdirector a decir que el problema es que la Comunidad de Madrid no ha solicitado algo que resulta que sí solicitó allá por 2004. Mientras, el alcalde de Rivas se ha reunido con todos los grupos parlamentarios representados en la Comisión de Fomento del Congreso, ha mantenido contactos para el apoyo a la reivindicación de sindicatos, asociaciones empresariales, promotores inmobiliarios, colectivos vecinales… y ha intentado reunirse con el Ministro durante años. Lo que estamos planteando ahora es, precisamente, poder sentarnos a hablar con Fomento. Estamos dispuestas a asumir una parte del coste de la obra, y a implicar en dicha financiación también a promotores urbanísticos. Sólo necesitamos que nos atiendan, que nos reciban para concretar en un convenio una solución negociada a este tema. El Ministerio ha demostrado que no quiere negociar nada, y el Partido Popular de Rivas, de nuevo, ha renunciado a su posición histórica de consenso y unidad municipal en este tema en cuanto le han llamado al orden desde Génova.

Y encima se permite insultar a los vecinos y vecinas que, dejando a un lado filiaciones partidistas y diferencias de todo tipo, han conseguido reunir más de 14.200 firmas a través de la Plataforma Ciudadana creada hace unos meses.

Es comprensible que no sepan qué decir ni dónde meterse después de tantos bandazos pero, por favor, no nos tomen por idiotas.

¿Te ha gustado? Pues difúndelo

Leave a comment  

name*

email*

website

Submit comment