Your browser (Internet Explorer 6) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.
X
Post

¿Sólo un problema de fundamentalismo religioso?

La violación sistemática de derechos humanos en países con regímenes identificados como fundamentalistas islámicos suele reducirse -en los ‘análisis’ de los medios de comunicación o las conversaciones de café- a un problema de integrismo religioso, que de alguna manera establece una brecha de civilización y tolerancia entre “el mundo islámico” y las sociedades occidentales, de raíz cristiana aunque fuertemente secularizadas. Lo he comprobado con el aberrante caso reciente de Arabia Saudí. Es evidente que en dichos países se tortura, persigue y asesina en nombre de la fe, en este caso islámica, como es evidente que la concepción oficial que predican de esa fe es un rosario (con perdón) dogmático de odios y exclusión. More…

¿Te ha gustado? Pues difúndelo

Post

Empapados

Llevamos ya una semana desde que la bocanada de humo blanco saliese de la capilla Sixtina anunciando nuevo papa: dos semanas de exitosa campaña de comunicación desplegada por el Vaticano. ‘Habemus papam’, pero no un papa cualquiera, se apresuran a subrayar. El papa Francisco es, además del primero latinoamericano y jesuita de la Historia, un papa austero, un papa comprometido con los pobres, un papa que paga –religiosamente, y perdón por el chiste malo- su hospedaje en la Casa del Clero, un papa que se salta el protocolo. Un papa, sí, al que se recuerda por su silencio ante la dictadura militar argentina que se costó 30.000 personas desaparecidas hace treinta años –por otro lado, esa connivencia es la historia misma de la Iglesias católica en general respecto a la dictadura-;pero, oigan, un papa que usa el transporte público –y en Buenos Aires se mueve en el colectivo y el subte- y que es hincha futbolero del San Lorenzo de Almagro. More…

¿Te ha gustado? Pues difúndelo