Your browser (Internet Explorer 6) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.
X
Post

¿Dónde hay que firmar?

Entro, como de vez en cuando acostumbro porque hay que leer de tó, en Libertad Digital y me encuentro en la portada con una noticia en la que se acusa a Elena Valenciano, secretaria de Relaciones Internacionales del PSOE, de “mofarse de la Fe católica”. Alucinante. Resulta que un arzobispo puede opinar de lo humano, en este caso desautorizando moralmente los cuidados paliativos con su visión particular del dolor de Cristo, y luego una humana cualquiera, en este caso ciudadana de un país -con sus más y sus menos- democrático, y recién electa diputada por unos cuantos miles de madrileños, no puede rebatirlo.
Esto me recuerda a un comentario que he tenido en una entrada reciente, en el que un valiente anónimo me acusa de “haber perdido el respeto a todo ni dios ni ley”, situando al mismo nivel la creencia particular en una divinidad con el concepto de ley que, en una democracia, es una norma de convivencia emanada de la voluntad y la soberanía popular. Por supuesto, estas acusaciones son siempre salidas por la tangente, huidas hacia adelante incapaces de confrontar con argumento alguno. No merece la pena, pues, ni intentarlo.
Los liberalpinochetistas de Libertad Digital hacen sonar su carraca una vez más. Bendita libertad de expresión, desde luego, que les ampara. Pero que no nos hagan comulgar ni con ruedas de molino ni con nada. Antes que eso, prefiero sumarme a la apreciación de Elena Valenciano. ¿Dónde hay que firmar?

¿Te ha gustado? Pues difúndelo

Post

‘Ripensus perdix’ / Perdiz ripense

De toda la vida, la cigüeña ha sido un símbolo de Rivas, debido a la abundante presencia de estas aves en los parajes del Parque Regional del Sureste a su paso por nuestro municipio, y a cómo están incorporadas al trajín del mismo y cómo buscan plantar su nido en cualquier rincón. Sin embargo, y sin querer alimentar competitividad alguna, parece que a la cigüeña le ha salido un rival por estos lares:


Un estudio de la Universidad de Warwick (Reino Unido) dice que los creyentes son más felices que los ateos. Sospechoso. Felicidad y religión son independientes. No consiste en creer en dioses, sino que ellos crean en ti. En Rivas no hay recetas para ser felices, pero comen perdices, quizá.

Lo dice hoy Ricardo Cantalapiedra, en su columna madrileña dominical de El País.

¿Te ha gustado? Pues difúndelo