Your browser (Internet Explorer 6) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.
X
Post

Syriza más allá de Syriza

Mi estimado Raúl Solís publicaba hace un par de días en Paralelo 36 un artículo en el que, a propósito del panorama político griego y la irrupción de Syriza como posible fuerza más votada según varios sondeos, se centraba en señalar las diferencias entre ese referente de izquierda alternativa e Izquierda Unida. El título ilustra muy bien el contenido: ‘Syriza no es IU’. En concreto, Solís parte de la crítica a las declaraciones hechas desde IU tras las recientes elecciones legislativas griegas en las que se expresa congratulación por los resultados de la izquierda, lo que, cruzado con el hecho de que IU y Syriza se reconocen mutuamente como referentes políticos análogos, habría derivado en una apropiación oportunista por parte de IU del éxito cosechado por la Coalición de Izquierda Radical helena. More…

¿Te ha gustado? Pues difúndelo

Post

Horroroso, horroroso… lo de Durao Barroso

No sé a ustedes, intrépidos e intrépidas navegantes, pero a mi la noticia del aval unánime de los gobiernos de la UE a un nuevo mandato de Durao Barroso al frente de la Comisión Europea me parece, permítanme el ripio, horroroso. Hay varias razones que me despiertan el horror. En primer lugar, es evidente la ideología ultraliberal del ex primer ministro portugués, directa responsable de una falta de previsión ante la crisis y, aún antes, cómplice y alentador de la barbarie neoliberal que hoy se desploma por insostenible. Durao Barroso, además, no tiene ningún interés en evitar que los cascotes de ese desplome caigan sobre los trabajadores y trabajadoras, sobre la ciudadanía de a pie, sobre la mayoría social que no ha generado la crisis.

Pero hay más: si alguien quisiese ser tan ingenuo como para pensar que quizás, en aras del consenso y la estabilidad institucional y blablablabla, un segundo mandato de Barroso podría ser una oportunidad responsable para un cambio de rumbo (la retórica del poder va peinada siempre con unos tirabuzones imposibles), esta madrugada, con el acuerdo de los 27, ha quedado patente que el apoyo a Durao Barroso es un cheque en blanco, que no se sostiene sobre ningún compromiso sino, al revés, sobre la nada absoluta. Hay unanimidad en el apoyo a Barroso porque se busca un liderazgo europeo débil, escuálido, un pelele que no incordie. En un momento en que debería apostarse por más Europa, por trasladar al ámbito europeo respuestas comunes a una crisis que se escapa de los corsés de los anteriormente conocidos Estados-nación, la elección de Barroso no es sólo el refrendo a la continuidad del neoliberalismo, sino la confirmación de que la necesaria unidad política de Europa va a ser estancada, y eso siempre repercute en más beneficios al capital y la especulación.

Así que, ultraliberalismo, liderazgo débil, y, encima, una muestra más del déficit democrático de la Unión Europea, que más que déficit es brecha y más que brecha, es abismo. Debe ser el Parlamento europeo, que es el representante más directo de la ciudadanía en el ámbito comunitario, y que debería ejercer como efectivo poder legislativo y sede de la soberanía popular, el que proponga y nomine al Presidente de la Comisión Europea. Ahora, con el apaño ya cerrado en la mesa camilla de los Gobiernos, sólo queda la esperanza de que la Eurocámara pare los pies a esta propuesta. La pelota está, fundamentalmente, del tejado del Partido Socialista Europeo, aunque su Obama venido a menos, el señor Zapatero, junto a otros “socialistas” de tremendo pelaje como Gordon Brown (que tiene, perdonad el chiste, un marrón bien gordo), ya ha dejado claro que con Durao Barroso, al fin del mundo. Otros sólo fueron con él hasta las Azores, ¿se acuerdan?

De momento, sólo el Partido Verde Europeo y el Partido de la Izquierda Europea, con sus respectivos referentes parlamentarios, se han pronunciado clara y unánimemente en contra del segundo mandato. A mis amigos y amigas del PSOE, simplemente les pido que me contesten a la pregunta de cómo quien está a la cabeza de las responsabilidades de esta crisis va a ser capaz de gestionar alternativas a la misma.

Horroroso, horroroso.

¿Te ha gustado? Pues difúndelo

Post

Las que se quedan

No voy a hablar de Rosa Aguilar, aunque recomiendo que lean lo que de ella dice Inés, Eberhard, Reyes y, sobre todo, Juan Berga, ya que en el explosivo cóctel de sus palabras me siento identificado. No voy a hablar de quien se va, por mucha incomprensión, indignación, tristeza y rabia que me despierte. Quiero hablar de quien se lo merece: voy hablar de dos compañeras que se quedan.
Voy a hablar de Tania Sánchez, concejala de Cultura y Fiestas de Rivas Vaciamadrid, cuyo nombre, como he comentado ayer en este blog, ha aparecido escrito en paredes unido a insultos y proclamas fascistas por la suspensión de los eventos taurinos del programa de fiestas. Y quiero hablar de ella porque ayer, además del Pleno municipal de marras, se celebró por la tarde un acto con motivo del Día del Libro organizado por su concejalía, al que asistieron cerca de 100 personas, y hecho con los mimbres de la participación de 15 colectivos, entre asociaciones y talleres de la Universidad Popular. Un acto cálido (metereológicamente demasiado, incluso, jeje) en el que homenajeamos, a propósito de esta jornada sobre el libro, a los autores Poe, Bioy Casares y Borges, y a los compositores Albéniz y Haydn, bajo el lema ‘La materia de los sueños’. Un acto que no sólo fue un éxito de público y contenido, sino que es un ejemplo perfecto de cultura participativa, de base, libre. Y que si no tuviésemos una “puta roja” como concejala del ramo, sencillamente, no podría haberse celebrado. Enhorabuena, Tania.
También quiero hablar de Montserrat Muñoz, compañera ex alcaldesa de San Fernando de Henares y ex diputada por Madrid en el Congreso, que se ha visto recientemente envuelta en un montaje judicial de la derecha que pretendía mancharla con la sospecha de la corrupción; a ella, al actual alcalde también de IU, Julio Setién, y al actual consejero delegado de la Empresa Municipal del Suelo (del PSOE) y al inmediatamente anterior, de IU. La querella ha sido archivada, por lo que mando mi ánimo y felicitación a esta compañera y al resto de víctimas de esta mentira, a pesar de que en el camino Montse haya tenido que renunciar voluntariamente a formar parte de la candidatura europea de IU para no perjudicarla. Otro ejemplo de cómo hacemos las cosas en esta organización, quienes estamos, quienes somos, quienes permanecemos.
¿Cómo, pudiendo hablar de lo que aportan al patrimonio político de Izquierda Unida la buena gestión de Tania, o la transparencia ética de Montse, voy a querer hablar de quienes se van?

¿Te ha gustado? Pues difúndelo

Post

La delegada del Gobierno en Madrid debe dimitir

Dice Rubalcaba que “puede haber malentendidos” sobre la Ley de Extranjería, y encuentra en esas posibles interpretaciones erróneas la causa del asombroso despliegue de “seguridad” que ha aumentado en un 140% las detenciones de inmigrantes ‘sin papeles’. Igual es que yo soy muy cortito, y mi propia valoración de esto es otro malentendido, pero cuando los propios sindicatos policiales han denunciado presiones en forma de claras directrices y han expresado sus dudas sobre la legalidad al respecto, creo que el Ministro del ramo tiene algo más que explicar que la mera suposición de malentendidos.
Parece, pues lo dicen no sólo los sindicatos que se han dirigido ya al Fiscal General del Estado, sino también la versión oficial que han hecho pública la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil, que los agentes del Cuerpo Nacional de Policía que trabajan en las calles de Madrid lo hacen bajo ‘objetivos semanales’, es decir, bajo cupos de detenciones de personas extranjeras en situación ‘irregular’. Una nota interna de la comisaría de Villa Vallecas, fechada en noviembre pasado, dice literalmente: “Extranjeros: en base a la población de cada distrito, hay que hacer un número de detenidos. Villa Vallecas, objetivo = 35. Si no los hay, se va a buscarlos fuera del distrito”. Y, según han confirmdo fuentes policiales a agencias de prensa, el resto de comisarías de la capital ha recibido esa misma instrucción, adaptada a su población y a su nivel de delincuencia.
Toma del frasco. Ante esto, es de esperar que un ministro de Interior haga algo más que hablar del sexo de los ángeles. Tanto si ha habido un malentendido como si se trata de una escalada planificada de criminalización de la inmigración, se está incurriendo en un evidente racismo institucional que ha de rectificarse inmediatamente y que no puede salirle políticamente gratis a quien dirige la política de seguridad en nuestra Comunidad, la delegada del Gobierno Soledad Mestre. Si esta buena mujer, famosa por refugiarse en la retórica en plena campaña electoral pasada ante manifestaciones explícitamente racistas en zonas de alta población inmigrante, no entiende la Ley de Extranjería, que por otro lado tampoco es una declaración ejemplar de derechos para las personas migrantes, quizás deberían recomendarla algún cursito de CEAR o Amnistía Internacional sobre derechos humanos, a ver si al menos éstos se le aclaran un poco en la cabeza. Todo ello, claro, una vez haya abandonado el cargo que ostenta. La delegada del Gobierno debe dimitir, o, en su defecto, debe usted ‘dimitirla’, señor Rubalcaba.

¿Te ha gustado? Pues difúndelo

Post

Millones blindados

Ahora que los EREs son el pan de cada día, y que la patronal de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre y el gobernador del Banco de España se han confabulado para propagar el fantasma del despido libre, resulta curioso observar el otro lado de la moneda de la crisis: el de los despidos con indemnizaciones que no seré yo quien considere injustas, pero que, cuando menos, no estaría de más que se generalizasen a todos los trabajadores y trabajadoras de a pie, ¿no?
Así está cosa.

¿Te ha gustado? Pues difúndelo

Post

Omniobama

Que un periódico serio, respetable, correctísimo y de reconocido prestigio en todo el mundo de habla hispana, y más allá, coloque una noticia como ésta en la portada de su edición digital, para luego desarrollarla con todo lujo de detalles, no deja de ser bochornoso. ¿No tenéis la sensación de estar ya hasta -con perdón- el potorro de Obama sin que haya tomado siquiera posesión? Yo sí.

¿Te ha gustado? Pues difúndelo

Post

IU ante las elecciones europeas (I)

Una reflexión de Rafa Hortaleza en su blog, a propósito del inicio de negociaciones de IU con ICV para reeditar una coalición electoral en las elecciones europeas, y el posterior eco generado en la periferia moscovita de Ricardo y en los lares de Ceronegativo, me han animado a escribir sobre las elecciones europeas y la importancia que creo que tienen para IU, algo sobre lo que llevaba algún tiempo reflexionando. Dedicaré, pues, una primera entrada a explicar cómo veo el escenario y posibles perspectivas de por dónde tirar, y haré en los próximos días otra entrada concretando algunas propuestas.

En primer lugar, saludo la noticia de estas negociaciones, aún sin conocer grandes detalles de las mismas. Considero que tal acuerdo es lógico y deseable, pero además vital para IU sobre todo en estos momentos, en que debemos tratar de abrirnos y crecer y, por tanto, el primer paso debe ser conservar lo que ya tenemos. En segundo lugar, y entrando más en el meollo, parece que el centro conflictivo para parte de la bloggosfera de la renovación de la coalición con ICV es la adscripción actual de su eurodiputado -uno de los dos que cosechó la lista conjunta- al Grupo Verde Europeo, en lugar de al Grupo de la Izquierda Unitaria Europea-Izquierda Verde Nórdica, que es el de IU. Yo, la verdad, no creo que esto sea ni mínimamente grave en sí mismo, y voy a tratar de explicar por qué.

Siempre deduje que Raül Romeva, ‘número dos’ de la lista que encabezaba el compañero Willy Meyer, iría al Grupo Verde, porque es el brazo institucional en el Parlamento europeo del Partido Verde Europeo, el referente europeo de Iniciativa. No creo que fuese una sorpresa para nadie. Ello no supuso ningún incumplimiento de los acuerdos entre las dos fuerzas, puesto que ese tema no había quedado cerrado (como bien recordaba Cayo Lara en una entrevista reciente en Público).


He de decir que, puesto que soy militante de Izquierda Unida y me siento más cercano a los postulados y a la actividad general del Grupo de la Izquierda Unitaria Europea-Izquierda Verde Nórdica, hubiera preferido que Romeva se hubiese integrado en esa bancada en Bruselas y Estrasburgo. Sin embargo, como votante de esa candidatura, quiero reconocer que a pesar de esa preferencia, no he encontrado, en lo esencial, ni una sola cuestión en que no me haya sentido representado por Romeva y su trabajo -el cual sigo a través de su interesantísimo blog personal-, y no creo que nadie de Izquierda Unida pueda decir que Romeva ha traicionado los compromisos fundamentales de la propuesta europea de IU. Fue uno de los primeros y más firmes defensores en el seno de ICV de que este partido propugnase el ‘NO’ a la Constitución europea. Me parece además un ejemplo de hiperactivismo político en el mejor de los sentidos, ya que además de “lo obligado” del cargo, Romeva ha jugado un papel fundamental adscribiéndose voluntariamente a los intergrupos de Igualdad de Derechos de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (LGTB) y por el Sáhara Occidental, de los que es vicepresidente. He tenido también la suerte de coincidir con él en jornadas, seminarios y conferencias varias, y, ciertamente, me parece que no ha dejado nunca de representar y defender posicionamientos perfectamente encuadrados en los de IU, como se puede ver no sólo en su blog, sino también en el histórico de noticias de la web dedicada a su labor parlamentaria. Por tanto, aunque lo deseable fuese tener al representante de ICV dentro del mismo grupo, el de IU, en el balance debemos saber leer y valorar más allá de las siglas concretas, el trabajo que se ha realizado, y en este sentido, ICV, es mi opinión, ha estado a la altura de lo que IU debe exigir en la propuesta política a un socio electoral.

Dicho esto, me parece justo, razonable y bueno que Izquierda Unida, ante la renegociación de la coalición electoral, sostenga que ésta se produzca en términos más simétricos a lo que ha sido la relación entre ICV y EUiA en el ámbito catalán, y, por tanto, que en la propuesta de partida de IU, ICV ponga a su primer representante en el tercer puesto de la candidatura, o, en su defecto, se comprometa a que en las próximas listas conjuntas por Barcelona tanto autonómica como al Congreso de los Diputados, el ‘número dos’ sea para EUiA -y no el tercero, como hasta ahora-. Otra solución -ya utilizada en otras coaliciones, aunque con un punto algo esperpéntico- sería que, en caso de obtener sólo dos eurodiputados y el segundo fuese de ICV, sólo ocupase su escaño la mitad del mandato para, en el resto, dejar paso al tercer puesto, designado por IU. Como, además, veo más que probable que la coalición se reedite en esos mismos términos representativos de 2004, lo que sí considero imprescindible es que, además de acordar un Manifiesto prográmatico común que establezca unas bases amplias de trabajo futuro en Europa, incluya la creación de una Oficina Europea Permanente de ambas organizaciones que coordine, haga un seguimiento real y un ajuste compartido a cada momento político de ese Manifiesto programático, y que además nos sirva, desde IU, para potenciar más y mejor nuestro trabajo en Europa.

En mi opinión, si para algo sirve tener representación en el Parlamento europeo, es para tener un altavoz más. Por desgracia, ni aunque obtuviésemos 15 escaños en junio, seríamos lo suficientemente influyentes como para hacer de la Unión Europea lo que debería ser. Ojo, que esto no sirva para desmovilizar, ¡15 escaños de IU-ICV serían un avance fundamental en la resistencia a la construcción europea realmente existente! Lo que quiero decir es que la Eurocámara es, fundamentalmente, una plataforma para visibilizar cualquier discurso alternativo en este mundo globalizado y de bloques de integración regional. Crisis económica, déficit democrático, inmigración, derechos civiles, modelo energético, solidaridad internacionalista: son tantos los temas sobre los que trabajar en esa óptica que, aunque no tengan una traslación directa sobre ese ámbito institucional, sí son muy útiles políticamente para toda la actividad de Izquierda Unida. Esa Oficina Europea Permanente puede ser una herramienta importante para todo ello.

Y más interesante que todo esto me parecen las tareas que debe hacer Izquierda Unida ante esta cita electoral, más allá de su relación concreta con ICV. Creo que ya vamos algo tarde, y con el paso cambiado, y espero que los previos orgánicos no se consideren mero trámite a resolver exclusivamente en el Consejo Político Federal del 7 de febrero y de verdad pueden ensamblarse en el proceso de refundación e impulsarlo. Eso pasa por dar unos pasos concretos, claros y útiles hacia dentro y hacia afuera para la regeneración a la que toda IU está mandatada.

En una siguiente entrada detallaré algunas propuestas personales que pueden servir para generar algo de debate a cerca de qué hacer ante las elecciones europeas. ¡Por hoy ya me he enrollado suficientemente con este tema!

¿Te ha gustado? Pues difúndelo

Post

¿Es la Tierra plana?

El pasado 11 de diciembre se celebró el Día de Acción Global contra el Cambio Climático, una jornada de reflexión y protesta a escala mundial a propósito del fenómeno del calentamiento global. La fecha coincidió con este último mes del año, diciembre, muy propicio a que pensemos y repensemos la acción humana sobre el medio ambiente en general y el clima en particular, ya que pilló a caballo entre la celebración del Congreso Nacional de Medio Ambiente (CONAMA) y estas entrañables fechas navideñas en las que ya estamos, tan proclives a destapar y potenciar la parte más insostenible de nuestros hábitos cotidianos.

Pues sucedió que en el citado Congreso medioambiental, una cita ya de referencia para la comunidad científica, las instituciones y el movimiento ecologista, la señora Ana Botella, concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, afirmó algo que no se escuchaba en un foro especializado desde hacía mucho tiempo (si es que alguna vez alguien se atrevió a hacerlo): que “el planeta está al servicio del ser humano”. La señora Botella se unió con esa frase, oficialmente, al club del revisionismo pseudo-científico con el que hace no mucho nos sorprendió su marido, el ex presidente del Gobierno José María Aznar, relativizando sobre la gravedad de sus efectos. Recordemos al propio Mariano Rajoy cuando en octubre de 2007 se remitió a “su primo” para cuestionar que “si no se puede saber a ciencia cierta qué tiempo va a hacer mañana en Sevilla, mucho menos se puede prever un cambio del clima a largo plazo”, con un rigor académico pasmoso.

Quienes tachan de “abanderados del Apocalipsis” (Aznar dixit) a los estudiosos del cambio climático utilizan las mismas tácticas a las que nos tiene acostumbrados toda suerte de revisionistas. Ya saben: tratan de salirse por la tangente de los consensos científicos establecidos como si fuesen “outsiders”, rebeldes que se atreven a desafiar lo políticamente correcto y a romper tabúes. Esa simple pose les sirve para ahorrarse cualquier argumentación y, a partir de ahí, una verdad a media sirve para justificar la próxima mentira. Así, no faltan continuas referencias a supuestos teóricos que desmontan “la Apocalipsis climática” pero que en verdad tienen la misma solvencia científica y la misma credibilidad académica que Pío Moa entre los historiadores. Es decir: ninguna. Es el caso de Václav Klaus, presidente checo, para quien la acción humana no tienen anda que ver con las transformaciones climáticas que están conduciendo al planeta a un largo verano, a pesar de que la investigación al respecto es ya una carrera de fondo que da por contrastado que el cambio climático se debe a la emisión de gases de efecto invernadero por el abuso de combustibles fósibles.

Lo que más sorprende de todo esto no es ya que se trate de rebatir el consenso científico. El propio Partido Popular, sobre el papel, lo reconoce y hasta plantea propuestas para frenar este complejo fenómeno (otra cosa es que sean más o menos acertadas). El problema radica en los dirigentes ‘populares’ que a mayor velocidad que la luz sacan los pies del tiesto con declaraciones que desde Génova corren a sofocar a duras penas reafirmando su compromiso ante este reto global, y bla, bla, bla… Lo que más me sorprende, digo, es cómo el soterrado y latente cuestionamiento de este grave problema va expandiéndose con la actitud defensiva de tachar de “dogmático” lo que es precisamente lo contrario: científico. Y tacharlo, además, de “politizado” en una estrategia, precisamente, política y partidista. Hace un mes hemos visto al Partido Popular en Rivas pedir la disolución del comité técnico asesor del proyecto estratégico de lucha local contra el cambio climático Rivas Ecópolis por “su politización”. Ésa es toda la valoración que hacen de un órgano consultivo que reúne a una alto cargo del CSIC, el ex responsable medioambiental de la principal central sindical española o de un galardonado con el Premio Nacional de Investigación, entre otras personalidades del mundo de la investigación y la gestión ambiental, que por cierto no cobran dieta alguna por su asesoramiento. Y yo me pregunto: ¿no es precisamente el PP el que politiza todo este tema al plantear esta crítica? ¿Preferiría el PP local al primo de Mariano Rajoy entre los ‘expertos’? Quizás deberían plantearse por qué las principales y más relevantes figuras del mundo científico y la sostenibilidad se sienten a años luz de sus planteamientos. De lo contrario, podemos ponernos a discutir de cualquier cosa, y deshacer caminos de progreso dados por la Humanidad. Por si las moscas, sólo quiero decir dos cosas: una, cada minuto que gastamos en debatir sobre un problema cuyos efectos son ya visibles, es un minuto perdido para combatirlo. Y dos: perdonen que me anticipe a posibles divagaciones, pero no, la Tierra no es plana.

[NOTA] Este ‘post’ es una versión algo modificada, ampliada y actualizada del artículo que publiqué este último mes en mi sección de la edición impresa de la revista de Rivas ‘Zarabanda’.

¿Te ha gustado? Pues difúndelo

Post

Un gran abrazo verde

Rivas se ubica en el Sureste de la Comunidad de Madrid, una zona tradicionalmente castigada con todo tipo de aberraciones al medio ambiente y la salud pública: desde el vertedero y la incineradora de Valdemingómez, hasta los proyectos de seis centrales térmicas previstas, pasando por la desidia en el cuidado y protección efectivas del Parque Regional del Sureste, para el que la Comunidad de Madrid retrasa una y otra vez (y así van ya 10 años) la aprobación de un Plan Rector de Uso y Gestión que habilite el marco de seguridad que ponga fin a actividades privadas y negocios particulares que se benefician y lucran con la falta de normativa, generando daños ambientales importantes. Ha pasado desde siempre con las graveras, y empieza a pasar también con la posibilidad de que se instalen cultivos transgénicos.
Todo ello, en definitiva, convierte a este espacio protegido del Parque Regional en territorio vulnerable, que acumula problemas como los que denuncia El Soto, y para los que la aprobación del citado PRUG pondría soluciones. Por ello, es importante que se empiecen a extender a todos los Ayuntamientos de la zona, iniciativas como la que aprobó el pasado 30 de octubre el Pleno de Rivas Vaciamadrid, y, en lo que le queda más a mano a cada cual, acudir a Rivas este domingo a la Cadena Humana por el Parque Regional del Sureste:

¿Te ha gustado? Pues difúndelo

Post

La CAM ante la Cañada Real: historia de una desidia

Parece que, de nuevo y como iba adelantando Antonio desde el Rubicón hace poco más de un mes, algo se mueve en torno a la Cañada Real. La Plataforma vecinal por el Saneamiento de la misma y el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid llegaron a un acuerdo sobre el que trabajarán y liderarán conjuntamente la exigencia de una solución para este problema alargado durante demasiados años. Un problema no sólo con mucho tiempo de recorrido, sino tremendamente complejo y poliédrico. En la Cañada Real se asienta una ocupación ilegal en la que conviven desde actividades y comercios hasta lujosas viviendas que “chupan” los suministros eléctricos y de agua, pasando por negocios fraudulentos relacionados con el tráfico de drogas o de armas, o de materiales robados, y, desde luego, también, se levantan y extienden infraviviendas donde habitan las más variadas y severas exclusiones sociales, infraviviendas construidas sobre un suelo público que alguien sin escrúpulos “vendió” a quienes no tenían ninguna otra alternativa para instalar su hogar.
Todo esto sucede, como todo el mundo sabe, sobre unos terrenos cuya única titular y propietaria es la Comunidad de Madrid, tal y como deja claro tanto el Estatuto de Autonomía en su artículo 27.3 como la norma que lo desarrolla, la ley de vías pecuarias. Se trata de un espacio considerado de valor y protección ambiental sobre el que se ha permitido, por omisión, semejante deterioro. Así el problema tiene unas claras vertientes social y ambiental, y otra parte de seguridad y, en cualquier caso, de cumplimiento de la ley. Por eso, y esto tampoco es nuevo, los Ayuntamientos por cuyo término municipal pasa el trazado de la Cañada (Madrid, Getafe, Rivas, Coslada y San Fernando) no se han cansado de pedirle a la Comunidad de Madrid que mueva ficha, que lidere como titular de los terrenos una solución bien planificada en la que deberán colaborar dichos ayuntamientos, y el Gobierno central, pero desde luego impulsada por la administración autonómica y varios de sus organismos, como el IVIMA o el IRIS.
Pero la Comunidad de Madrid no sólo ha estado, hasta el momento, haciendo oídos sordos, o directamente negándose, a esta petición. Es que hace cada día que pasa una tremenda dejación de sus obligaciones: además de las que tienen que ver con proteger las vías pecuarias, en el Estado de las Autonomías éstas gestionan el grueso de los servicios públicos de Bienestar, como es la Educación o la Sanidad, y en la Cañada Real Galiana hay casos sangrantes que afectan a la salud pública así como montones de niños y niñas sin escolarizar, sin que se tenga ninguna respuesta efectiva por parte del Ejecutivo que preside Esperanza Aguirre.
Tampoco ha sido muy alentador el plan que han pactado Aguirre y Gallardón para erradicar el chabolismo en Madrid, ya que este plan no incluía los casos de infraviviendas de la Cañada con la excusa de que el problema que se da en ésta “trasciende la definición de chavolismo”. Está claro, pero, por algún lado habrá que empezar…
Ahora el Alcalde de Rivas Vaciamadrid ha enviado ha enviado una carta a la Presidenta regional para exigir a la Comunidad de Madrid que acepte sus competencias como titular de la Cañada Real Galiana. Si la administración autonómica no respondiese en el plazo que marca la ley, se iniciaría un proceso judicial. Esperemos que no haga falta y se pueda empezar a trabajar en serio por una solución que desde luego no será de hoy para mañana pero que ha de gestarse ya mismo, una solución que evidentemente tendrá que tener en cuenta: la recuperación y saneamiento de la Cañada, y, por tanto, el desmantelamiento de la ocupación ilegal y su conservación ambiental efectiva como espacio protegido; el realojo en viviendas dignas y accesibles para aquellas personas y familias en situación de severa precariedad y pobreza; y la búsqueda de responsabilidades penales para quienes hayan estado haciendo un negocio fraudulento sobre terreno público y en muchos casos aprovechándose de la necesidad de terceros.
Veremos en qué se resuelve esta desidia que, hasta ahora, la Comunidad de Madrid ha ejercido impunemente.

¿Te ha gustado? Pues difúndelo