Your browser (Internet Explorer 6) is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this and other websites. Learn how to update your browser.
X
Post

¿Es la Tierra plana?

El pasado 11 de diciembre se celebró el Día de Acción Global contra el Cambio Climático, una jornada de reflexión y protesta a escala mundial a propósito del fenómeno del calentamiento global. La fecha coincidió con este último mes del año, diciembre, muy propicio a que pensemos y repensemos la acción humana sobre el medio ambiente en general y el clima en particular, ya que pilló a caballo entre la celebración del Congreso Nacional de Medio Ambiente (CONAMA) y estas entrañables fechas navideñas en las que ya estamos, tan proclives a destapar y potenciar la parte más insostenible de nuestros hábitos cotidianos.

Pues sucedió que en el citado Congreso medioambiental, una cita ya de referencia para la comunidad científica, las instituciones y el movimiento ecologista, la señora Ana Botella, concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, afirmó algo que no se escuchaba en un foro especializado desde hacía mucho tiempo (si es que alguna vez alguien se atrevió a hacerlo): que “el planeta está al servicio del ser humano”. La señora Botella se unió con esa frase, oficialmente, al club del revisionismo pseudo-científico con el que hace no mucho nos sorprendió su marido, el ex presidente del Gobierno José María Aznar, relativizando sobre la gravedad de sus efectos. Recordemos al propio Mariano Rajoy cuando en octubre de 2007 se remitió a “su primo” para cuestionar que “si no se puede saber a ciencia cierta qué tiempo va a hacer mañana en Sevilla, mucho menos se puede prever un cambio del clima a largo plazo”, con un rigor académico pasmoso.

Quienes tachan de “abanderados del Apocalipsis” (Aznar dixit) a los estudiosos del cambio climático utilizan las mismas tácticas a las que nos tiene acostumbrados toda suerte de revisionistas. Ya saben: tratan de salirse por la tangente de los consensos científicos establecidos como si fuesen “outsiders”, rebeldes que se atreven a desafiar lo políticamente correcto y a romper tabúes. Esa simple pose les sirve para ahorrarse cualquier argumentación y, a partir de ahí, una verdad a media sirve para justificar la próxima mentira. Así, no faltan continuas referencias a supuestos teóricos que desmontan “la Apocalipsis climática” pero que en verdad tienen la misma solvencia científica y la misma credibilidad académica que Pío Moa entre los historiadores. Es decir: ninguna. Es el caso de Václav Klaus, presidente checo, para quien la acción humana no tienen anda que ver con las transformaciones climáticas que están conduciendo al planeta a un largo verano, a pesar de que la investigación al respecto es ya una carrera de fondo que da por contrastado que el cambio climático se debe a la emisión de gases de efecto invernadero por el abuso de combustibles fósibles.

Lo que más sorprende de todo esto no es ya que se trate de rebatir el consenso científico. El propio Partido Popular, sobre el papel, lo reconoce y hasta plantea propuestas para frenar este complejo fenómeno (otra cosa es que sean más o menos acertadas). El problema radica en los dirigentes ‘populares’ que a mayor velocidad que la luz sacan los pies del tiesto con declaraciones que desde Génova corren a sofocar a duras penas reafirmando su compromiso ante este reto global, y bla, bla, bla… Lo que más me sorprende, digo, es cómo el soterrado y latente cuestionamiento de este grave problema va expandiéndose con la actitud defensiva de tachar de “dogmático” lo que es precisamente lo contrario: científico. Y tacharlo, además, de “politizado” en una estrategia, precisamente, política y partidista. Hace un mes hemos visto al Partido Popular en Rivas pedir la disolución del comité técnico asesor del proyecto estratégico de lucha local contra el cambio climático Rivas Ecópolis por “su politización”. Ésa es toda la valoración que hacen de un órgano consultivo que reúne a una alto cargo del CSIC, el ex responsable medioambiental de la principal central sindical española o de un galardonado con el Premio Nacional de Investigación, entre otras personalidades del mundo de la investigación y la gestión ambiental, que por cierto no cobran dieta alguna por su asesoramiento. Y yo me pregunto: ¿no es precisamente el PP el que politiza todo este tema al plantear esta crítica? ¿Preferiría el PP local al primo de Mariano Rajoy entre los ‘expertos’? Quizás deberían plantearse por qué las principales y más relevantes figuras del mundo científico y la sostenibilidad se sienten a años luz de sus planteamientos. De lo contrario, podemos ponernos a discutir de cualquier cosa, y deshacer caminos de progreso dados por la Humanidad. Por si las moscas, sólo quiero decir dos cosas: una, cada minuto que gastamos en debatir sobre un problema cuyos efectos son ya visibles, es un minuto perdido para combatirlo. Y dos: perdonen que me anticipe a posibles divagaciones, pero no, la Tierra no es plana.

[NOTA] Este ‘post’ es una versión algo modificada, ampliada y actualizada del artículo que publiqué este último mes en mi sección de la edición impresa de la revista de Rivas ‘Zarabanda’.

¿Te ha gustado? Pues difúndelo

Post

Humilde cruce de acusaciones

Dice Benigno Blanco, presidente de esa especie de ‘bulo’ asociativo que actúa como lobby y laboratorios de ideas ultraconservadoras llamado Foro Español por la Familia:
Y digo yo, humildemente, desde mi consciente posición de mindundi-opinalo-todo en mi blog:
-Y tú, Benigno, eres un mezquino moral y políticamente.
Me ahorro razonamiento alguno en coherencia y sintonía con las declaraciones del propio Benigno.

¿Te ha gustado? Pues difúndelo

Post

Otro logro de Tomás Gómez: Aguirre se carga el impuesto de patrimonio

Démosle muchas gracias, de nuevo, Tomás Gómez. Ya antes de decidir hace poco que iba a ser cómplice de las privatizaciones y los presupuestos antisociales de Esperanza Aguirre –anunciando que no votará en contra de los mismos por ¿responsabilidad?.-, en septiembre de 2007, en su primera reunión con Esperanza Aguirre tras ser elegido secretario general del PSM, propuso a la Presidenta eliminar el Impuesto del Patrimonio, así, a pelo. No es que tuviese un novedosísimo modelo fiscal alternativo, no es que plantease una reforma elaborada y meditada que reformulase la recaudación tributaria en la Comunidad de Madrid, con sus posibles lecturas negativas, positivas y mediopensionistas. No, simplemente, y como le recordó la propia Presidenta, “adoptó las tesis del PP” y optó por la fulminación de este impuesto. Ahora, Aguirre ha dado su brazo a torcer y, en una nueva muestra de la oposición influyente de Tomás Gómez, ha anunciado que después de muchos años recortando el susodicho impusto, va a proceder a cargárselo.
Ahora, el peso fiscal recaerá más sobre la nómina de trabajadores y trabajadoras, en una recaudación más injusta en un doble sentido: primero, por esa dependencia en exclusiva del IRPF y por tanto la mayor carga impositiva real para las clases medias y trabajadoras; y, segundo, porque van a dejarse de recaudar en las arcas regionales 630 millones de euros, lo que significa que se van a cerrar más aún los grifos sociales de esos presupuestos a los que, cuadrando el círculo, el PSM no va oponerse.
Y ya en serio. ¿Alguien puede explicárnoslo a los madrileños y madrileñas?

¿Te ha gustado? Pues difúndelo

Post

Un gran abrazo verde

Rivas se ubica en el Sureste de la Comunidad de Madrid, una zona tradicionalmente castigada con todo tipo de aberraciones al medio ambiente y la salud pública: desde el vertedero y la incineradora de Valdemingómez, hasta los proyectos de seis centrales térmicas previstas, pasando por la desidia en el cuidado y protección efectivas del Parque Regional del Sureste, para el que la Comunidad de Madrid retrasa una y otra vez (y así van ya 10 años) la aprobación de un Plan Rector de Uso y Gestión que habilite el marco de seguridad que ponga fin a actividades privadas y negocios particulares que se benefician y lucran con la falta de normativa, generando daños ambientales importantes. Ha pasado desde siempre con las graveras, y empieza a pasar también con la posibilidad de que se instalen cultivos transgénicos.
Todo ello, en definitiva, convierte a este espacio protegido del Parque Regional en territorio vulnerable, que acumula problemas como los que denuncia El Soto, y para los que la aprobación del citado PRUG pondría soluciones. Por ello, es importante que se empiecen a extender a todos los Ayuntamientos de la zona, iniciativas como la que aprobó el pasado 30 de octubre el Pleno de Rivas Vaciamadrid, y, en lo que le queda más a mano a cada cual, acudir a Rivas este domingo a la Cadena Humana por el Parque Regional del Sureste:

¿Te ha gustado? Pues difúndelo

Post

La CAM ante la Cañada Real: historia de una desidia

Parece que, de nuevo y como iba adelantando Antonio desde el Rubicón hace poco más de un mes, algo se mueve en torno a la Cañada Real. La Plataforma vecinal por el Saneamiento de la misma y el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid llegaron a un acuerdo sobre el que trabajarán y liderarán conjuntamente la exigencia de una solución para este problema alargado durante demasiados años. Un problema no sólo con mucho tiempo de recorrido, sino tremendamente complejo y poliédrico. En la Cañada Real se asienta una ocupación ilegal en la que conviven desde actividades y comercios hasta lujosas viviendas que “chupan” los suministros eléctricos y de agua, pasando por negocios fraudulentos relacionados con el tráfico de drogas o de armas, o de materiales robados, y, desde luego, también, se levantan y extienden infraviviendas donde habitan las más variadas y severas exclusiones sociales, infraviviendas construidas sobre un suelo público que alguien sin escrúpulos “vendió” a quienes no tenían ninguna otra alternativa para instalar su hogar.
Todo esto sucede, como todo el mundo sabe, sobre unos terrenos cuya única titular y propietaria es la Comunidad de Madrid, tal y como deja claro tanto el Estatuto de Autonomía en su artículo 27.3 como la norma que lo desarrolla, la ley de vías pecuarias. Se trata de un espacio considerado de valor y protección ambiental sobre el que se ha permitido, por omisión, semejante deterioro. Así el problema tiene unas claras vertientes social y ambiental, y otra parte de seguridad y, en cualquier caso, de cumplimiento de la ley. Por eso, y esto tampoco es nuevo, los Ayuntamientos por cuyo término municipal pasa el trazado de la Cañada (Madrid, Getafe, Rivas, Coslada y San Fernando) no se han cansado de pedirle a la Comunidad de Madrid que mueva ficha, que lidere como titular de los terrenos una solución bien planificada en la que deberán colaborar dichos ayuntamientos, y el Gobierno central, pero desde luego impulsada por la administración autonómica y varios de sus organismos, como el IVIMA o el IRIS.
Pero la Comunidad de Madrid no sólo ha estado, hasta el momento, haciendo oídos sordos, o directamente negándose, a esta petición. Es que hace cada día que pasa una tremenda dejación de sus obligaciones: además de las que tienen que ver con proteger las vías pecuarias, en el Estado de las Autonomías éstas gestionan el grueso de los servicios públicos de Bienestar, como es la Educación o la Sanidad, y en la Cañada Real Galiana hay casos sangrantes que afectan a la salud pública así como montones de niños y niñas sin escolarizar, sin que se tenga ninguna respuesta efectiva por parte del Ejecutivo que preside Esperanza Aguirre.
Tampoco ha sido muy alentador el plan que han pactado Aguirre y Gallardón para erradicar el chabolismo en Madrid, ya que este plan no incluía los casos de infraviviendas de la Cañada con la excusa de que el problema que se da en ésta “trasciende la definición de chavolismo”. Está claro, pero, por algún lado habrá que empezar…
Ahora el Alcalde de Rivas Vaciamadrid ha enviado ha enviado una carta a la Presidenta regional para exigir a la Comunidad de Madrid que acepte sus competencias como titular de la Cañada Real Galiana. Si la administración autonómica no respondiese en el plazo que marca la ley, se iniciaría un proceso judicial. Esperemos que no haga falta y se pueda empezar a trabajar en serio por una solución que desde luego no será de hoy para mañana pero que ha de gestarse ya mismo, una solución que evidentemente tendrá que tener en cuenta: la recuperación y saneamiento de la Cañada, y, por tanto, el desmantelamiento de la ocupación ilegal y su conservación ambiental efectiva como espacio protegido; el realojo en viviendas dignas y accesibles para aquellas personas y familias en situación de severa precariedad y pobreza; y la búsqueda de responsabilidades penales para quienes hayan estado haciendo un negocio fraudulento sobre terreno público y en muchos casos aprovechándose de la necesidad de terceros.
Veremos en qué se resuelve esta desidia que, hasta ahora, la Comunidad de Madrid ha ejercido impunemente.

¿Te ha gustado? Pues difúndelo

Post

Viva el cambio

Qué alegría, qué gran momento histórico: ha ganado Obama. Pero no es lo único que han votado los estadounidenses, por ejemplo en California: viva el cambio.

¿Te ha gustado? Pues difúndelo

Post

La responsabilidad de ser irresponsables

No era broma, no era un chiste, no iba de coña… El PSOE ha decidido, además de responder a la crisis tarde, mal y con el ‘márketing’ deslucido desde el Gobierno central, dejar de hacer Política allí donde está en la oposición. Las y los madrileños deben saber que el PSM de Tomás Gómez, el hombre que no tiene sexo, no va a votar contra los Presupuestos de Esperanza Aguirre, esos presupuestos con los que se va a privatizar la gestión sanitaria pública de la región, con los que se va a priorizar la enseñanza concertada sobre la pública, con los que se van a recortar las aportaciones autonómicas a programas de vivienda conveniados con Ayuntamientos, con los que se va a congelar el mantenimiento de la red de Metro, con los que va a reducir un 47% los recursos de las universidades públicas
En un alarde de malabarismo que despista a cualquiera, el PSOE, también en Madrid, será “responsable” y no pondrá la zancadilla a aquellos gobiernos que no son de su color político para que éstos saquen adelante sus cuentas y afronten así la crisis.
Bien. De ahí se entiende que para el PSOE da igual un presupuesto u otro, y le da igual que por la vía de los números, en la Comunidad de Madrid, la factura de la crisis la vayan a pagar quienes no la han generado. Dice Gómez que su Grupo en la Asamblea votará a favor u optará por la abstención, y lo hará “con la nariz tapada” para “generar seguridad y confianza en los mercados”. Y a la ciudadanía madrileña, a la mayoría social de la Comunidad de Madrid, a sus trabajadores y trabajadoras, lo que les genera es un mensaje bien claro: si quieren seguridad y confianza, que la busquen en otro lado.
Esta decisión del PSOE que el líder del PSM no sólo acata, sino que defiende, es una auténtica burla a la democracia. No sé qué pensarán aquellos y aquellas votantes del PSM que optaron en las elecciones autonómicas por una política, cuando menos, diferente a la que ahora plasmarán esos presupuestos.
¿Era esto el voto útil?

¿Te ha gustado? Pues difúndelo

Post

Matt González for Vicepresident

Al cuerno con Obama y McCain, al diablo con Biden y con Palin, si fuese estadounidense votaría al candidato independiente de izquierdas Ralph Nader, porque, a parte de sentirme políticamente más afín a su trayectoria y a sus propuestas, tiene en su tándem electoral como vicepresidente a Matt González un abogado que hizo historia al convertirse en el primer candidato del Partido Verde en entrar a la Junta Municipal de San Francisco -ciudad en la que luchó por la Alcaldía- y que ha vuelto a hacerla al ser el primer candidato hispano en una fórmula presidencial. Pero es que además, y perdónenme la licencia de frivolidad en este lluvioso día otoñal, González, que es -como Nader- amigo mío en el Facebook-, tiene un atractivo especial. Vamos, que es bien parecido. Vamos, que como dirían mi abuela o mi amigo Kike, está jamón pa un tropezón.
¿…O no?

¿Te ha gustado? Pues difúndelo

Post

El papelón de Powell

No me ha sorprendido mucho el apoyo que Colin Powell ha manifestado hacia Obama, aunque hay que reconocer que ha venido a ser el clímax de esa especie de ‘obamamanía’ que, según nos cuentan los medios, está recorriendo Estados Unidos. No se trata del fantasma del comunismo del que hablaban Marx y Engels, ni mucho menos, pero, llegado este punto, habrá hasta que dar las gracias con la que está cayendo. Yo no creo que McCain y Obama sean lo mismo, de la misma manera que no creo que el PP y el PSOE lo sean -y me baste con hablar medio minuto con un militante de base cualquiera de los dos partidos para darme cuenta-, aunque a la vez esa percepción me confirma que yo no podría estar en el PP ni en el PSOE, ni votar a McCain ni a Obama. Pero no, no quería yo hablar en este post de mi candidato en estas presidenciales norteamericanas, que eso ya lo hace habitualmente y con mucho tino Millares.

Hablaba, perdonen ustedes la divagación, de que el salto a la palestra de la obación al candidato demócrata por parte de Colin Powell, no me ha generado en sí mismo mucha sorpresa. Lo que sí que me ha chocado ha sido el tratamiento mediático general en nuestro país a este tema: no tanto por la pompa y circunstancia con que nos han contado la vibrantísima intervención televisiva de Powell, sino por el retrato que han hecho del personaje. Hasta en la Ser o El País, medios que criticaron abiertamente la ocupación de Irak de 2003, se nos ha presentado a Colin Powell como un corderito bondadoso en la corte de Bush… Vamos a ver, para empezar, si así fuese, ¿qué narices de sorprendente e inesperado tendría su apoyo ahora a Obama? Y he leído en el progresista Público, en su edición impresa de hoy (soy un torpe, no he encontrado la cita en la edición digital) la siguiente breve reseña de Powell:

El ex general fue secretario de Estado durante el primer mandato de George Bush. Le tocó el triste papel de presentar el informe para justificar la invasión de Irak en la ONU.

“Le tocó el triste papel”… Caramba. Pobre Powell. Un poco de seriedad, por favor: una cosa es que fuese lo más moderado que ha pasado por un gabinete de Bush y otra cosa bien distinta es que ahora resulte que era un simple mandao, que no tenía nada que ver con aquellas batallitas, que tuvo que tragarse aquel sapo… En fin. Apoye a quien apoye, y vaya a votar a quien vaya a votar, Colin Powell seguirá siendo el general que dirigió la primera intervención estadounidense en el Golfo y que se plantó ante las Naciones Unidas para interpretar, bien conscientemente -no le ‘tocó’, no se le eligió por sorteo-, el papelón de la mayor impostura bélica de la historia mundial reciente. Si algún día acabasen sentados en un tribunal los responsables de aquello, no creo que Powell fuese llamado a declarar como simple testigo. Aunque igual le contrata la defensa: total, en defender lo indefendible, tiene experiencia.

¿Te ha gustado? Pues difúndelo

Post

IU hace falta

Alberto y Álvaro han tomado la iniciativa de plantear, en el artículo que sigue a estas líneas, una serie de reflexiones que otros compañeros de IU llevábamos tiempo dejando cocer en nuestra cabeza. Quienes participamos activamente en algún área de elaboración colectiva, o en movimientos sociales, sentimos, además del poso de frustración ante este proceso asambleario que cualquier otro u otra militante, la ausencia de espacio para la política en mitad del debate interno en el que está inmersa la organización. Por eso, no está demás recordar por qué y para qué estamos aquí y creemos en IU. A ver si además de no acabar tirándonos los tratos a la cabeza, la IX Asamblea sirve para volver a estar a la cabeza de la propuesta política, translando a la agenda pública ideas y soluciones que, por ejemplo, visibilicen que las mayorías son también sumas de minorías…

IU es útil y necesaria. Y bien lo sabemos lesbianas, gays, transexuales y bisexuales, que hemos encontrado siempre en esta organización política una fiel compañera de viaje y un apoyo esencial en la justa lucha por nuestros derechos.

Izquierda Unida fue en el pasado y sigue siendo en nuestros días un eficaz altavoz de las demandas y reivindicaciones del movimiento LGTB. No en vano, fue la primera organización política en iniciar en las instituciones la batalla por la igualdad y fue pionera, también, en la creación de un grupo LGTB, organizado en su seno allá por 1994. El compromiso de IU con la lucha por la liberación sexual ha quedado demostrado y es, hoy por hoy, indiscutible.

En esta última etapa política se han logrado importantes conquistas en materia LGTB e IU ha desempeñado un papel protagonista al respecto. Logros sociales como el matrimonio entre personas del mismo sexo o la ley de identidad de género serían impensables sin el imprescindible trabajo de los colectivos LGTB, pero también sin el respaldo fundamental de los partidos progresistas y de izquierdas presentes en las instituciones, entre ellos Izquierda Unida.

IU ha trabajo siempre al lado de los colectivos de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales en la lucha por nuestra dignidad ciudadana, ha marchado incansablemente bajo los colores del arco iris en las sucesivas manifestaciones del Orgullo LGTB y ha abanderado con decisión la lucha por la igualdad y la diversidad en las instituciones.

Izquierda Unida impulsó en su día iniciativas en el Parlamento para modificar el Código Civil en materia de matrimonio, presentó un plan contra la discriminación de sexo y orientación sexual en el ámbito educativo, propuso medidas para conseguir la igualdad entre parejas de hecho y matrimonios y para incluir las operaciones de reasignación de sexo en el catálogo de prestaciones sanitarias, solicitó indemnizaciones para las personas represaliadas durante el franquismo por su orientación sexual…, y un largo etcétera. En estos últimos años IU ha reafirmado su compromiso con el colectivo LGTB y es hora de reconocer su decisiva aportación a nuestra causa.

La igualdad legal es ya prácticamente un hecho, sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer en la consecución de la igualdad social y real. En la actualidad se abren nuevos horizontes y nuevos retos se descubren para el movimiento LGTB. La intolerancia y la intransigencia persisten en nuestra sociedad y la aportación de una IU fuerte y sólida sigue siendo hoy imprescindible en la construcción de una sociedad diversa, tolerante y respetuosa con las distintas formas de amar.

En las últimas elecciones generales Izquierda Unida ha sufrido un importante revés electoral. Su representación parlamentaria ha disminuido considerablemente y se han manifestado notablemente los perversos efectos de una ley electoral injusta y antidemocrática. La lógica bipartidista del sistema político español ha significado para IU un importante descenso de nuestro apoyo social y electoral, pero no ha sido la única causa de esta debacle. Nuestros problemas organizativos y comunicativos también han contribuido a llegar a esta situación crítica para la izquierda alternativa, sin olvidar el ambiente de confrontación y deslealtad que lleva instalado en nuestra organización desde hace ya algún tiempo.

También, Izquierda Unida no ha logrado mantener y reforzar los lazos con los colectivos sociales a los que decimos representar. IU se ha convertido en muchos aspectos en un partido político al uso, que ha centrado su acción en el trabajo institucional olvidando, en no pocas ocasiones, el contacto con la gente y el trabajo a pie de calle. Un partido al uso donde se han reproducido las luchas personalistas que tanto detestamos y donde el debate se ha centrado durante demasiado tiempo en personas, cargos y corrientes o familias, en lugar de en ideas y en proyectos.

Muy probablemente esta sea la última oportunidad para IU. Llegado este momento debe imponerse en nuestra organización la sensatez, el coraje y la sinceridad para llevar a cabo la autocrítica, y también la unidad y la ilusión para recuperar nuestro futuro. Hemos cometido errores, pero ello no implica negar también nuestros aciertos. Ahora es momento de redefinir nuestro rumbo. La refundación de la izquierda se hace más necesaria que nunca y, para llevarla a cabo, necesitamos nuevas ideas y nuevas personas. En IU no sobra nadie, pero tampoco estamos todos. En IU falta mucha gente todavía. Esta refundación deberá pasar necesariamente por darle un nuevo rumbo a nuestra organización, pero sin olvidar nuestro pasado, la tradición de la izquierda alternativa y combativa que nos ha orientado en estos más de veinte años de historia.

En el próximo mes de noviembre Izquierda Unida celebrará su próxima Asamblea Federal, un conclave más que decisivo, que deberá comenzar la construcción de la nueva IU. Una IU abierta, amable, democrática e integradora, comprometida con la izquierda social y política de este país, que lleve la voz de la calle a las instituciones, pero sin olvidar su verdadero origen: las luchas de los movimientos sociales.

Los activistas LGTB que participamos en Izquierda Unida apostamos decididamente por su futuro. Estamos convencidos de que IU hace falta. El movimiento por la liberación sexual necesitará, una vez más, del respaldo y apoyo de IU para afrontar los nuevos retos del futuro. Algunos de ellos, ya puestos encima de la mesa, como la reforma de la ley de identidad de género, la defensa de la asignatura de Educación para la Ciudadanía (rechazando los recortes aceptados por el gobierno para satisfacer a las jerarquías eclesiásticas), la garantía de las indemnizaciones económicas prometidas por el ejecutivo a los represaliados por el franquismo o la aprobación de una ley contra la homofobia y la transfobia.

Ante una derecha rancia y recalcitrante y un PSOE que agacha la cabeza ante las presiones de los sectores más retrógrados y conservadores de nuestro país, es necesaria una fuerza política con un perfil claramente laico y de izquierdas, que reafirme su compromiso con la lucha de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales por la igualdad. Izquierda Unida sigue siendo hoy muy necesaria para nuestro colectivo y los activistas LGTB contribuiremos a su refundación.

Lesbianas, gays, transexuales y bisexuales no tenemos dudas, IU tiene futuro.

Antonio Pulido Cubero (Coordinador del Área de Libertades Sexuales de IU-CM)
Alberto Hidalgo Hermoso (Miembro del Área de Libertades Sexuales de IU-CM)
Borja Subirat Sánchez (Miembro del Área de Libertades Sexuales de IU-CM)
Curro García Corrales (Miembro del Área de Libertades Sexuales de IU-CM)
Santos Chiches Rojo (Miembro del Área de Libertades Sexuales de IU-CM)
Álvaro Villar Calvo (Coordinador del Área de Libertades Sexuales IU-La Rioja)

¿Te ha gustado? Pues difúndelo